19.1.17

Advertencias para viajar conmigo

Hagamos una pausa y respiremos profundamente. Lidiar conmigo no es fácil y todo se potencia cuando estoy viajando. Así es, no es fácil viajar conmigo, lo reconozco, por eso he decidido redactarlo y hacer una enorme advertencia. Aquí vamos. 

jadis-mochilera-viajando
Cuando pido que me tomen una foto y no se enfoca, pero igual me gusta.

19.12.16

Cómo perder un autobús en diez minutos

En este viaje medio mochilero improvisado, un día por la mañana recorrí el malecón de La Paz dispuesta a buscar un tour que me habían recomendado para visitar la Isla Espíritu Santo, pero desde que salí del departamento me di cuenta que algo andaba raro, porque no había muchas personas en la calle y pocos autos. Al llegar al hotel de donde parten los tours, me dijeron que se había cancelado todo debido al viento de ese día y que era probable que al día siguiente también se cancelara. Muy triste me alejé del sitio y seguí caminando por el malecón. De pronto pensé ¿Por qué no ir a Todos Santos? Es más, ¿Por qué no visitar Los Cabos? Ya estoy aquí, qué más da. 

13.12.16

Playa Balandra, Baja California Sur.

Qué ansiedad la mía por conocer Balandra, por sentir la arena y el mar. En cuanto llegué a mi airbnb me cambié de ropa, me puse traje de baño y salí sin saber exactamente cómo llegaría. Era un viaje mitad mochilero, al final era mi regalo de cumpleaños. Sólo tomé la cámara y la mochila.

atardecer-playa-balandra
Playa Balandra, La Paz, Baja California Sur.

6.12.16

¿Por qué celebrar tu cumpleaños viajando?

¿Por qué no?

Hace un año me hice la promesa de pasar mi cumpleaños en un avión, sin importar el destino. Simplemente quería llegar al aeropuerto, subir al avión, y entre las nubes, agradecer por una vuelta más al sol. Y lo hice. 

Atardecer-Playa-Balandra-Viaje-Mochilero
Autorretrato en Playa Balandra, Baja California o cómo correr en diez segundos y que no salga la pose que habías hecho.

28.9.16

Cineteca Nacional

La Cineteca Nacional, mi gran refugio. Tuve encuentros y reencuentros, reí, lloré y me sorprendí, a veces, todo al mismo tiempo. Me enamoré y ha sido testigo de más de una casualidad en mi vida. La combinación de cine, magia y arquitectura, lo ha convertido en uno de los sitios que más visito, a veces, una vez por semana.