6.12.16

¿Por qué celebrar tu cumpleaños viajando?

¿Por qué no?

Hace un año me hice la promesa de pasar mi cumpleaños en un avión, sin importar el destino. Simplemente quería llegar al aeropuerto, subir al avión, y entre las nubes, agradecer por una vuelta más al sol. Y lo hice. 

Atardecer-Playa-Balandra-Viaje-Mochilero
Autorretrato en Playa Balandra, Baja California o cómo correr en diez segundos y que no salga la pose que habías hecho.

No niego que estaba muy nerviosa, era mi primer cumpleaños lejos de mi familia y amigos, completamente sola, pero al momento de comprar el boleto ese pequeño miedo se fue convirtiendo en emoción. Comencé a planear todo y lo veía como un auto-regalo que merecía, me emocionaba la experiencia que estaba por llegar y sobre todo, lo especial que sería. 

Cumplí 30 y tomé mi mochila nuevamente, corrí al aeropuerto y con todo el orgullo subí al avión. No, no lloré, aunque sea una llorona terrible, ésta vez fue distinto, agradecí por lo que tenía y por lo que no tenía. Una y mil veces. 

Mis amigos me decían que estaba un poco loca, porque celebraría mi cumpleaños "sola", me decían que necesitaba a mi familia en esos momentos, que son fechas para ser recordadas con las personas que más quieres. Y sí, claro que los comprendo, tengo la fortuna de haber pasado mis 29 cumpleaños en familia, pero para éste, que es un número que a veces espanta, decidí quedármelo. Celebrarlo conmigo, recordarlo con la persona que más quiero. 

No tuve pastel de cumpleaños, pero tuve un atardecer bellísimo en una playa solitaria a lado del desierto. Tuve una cena a solas sobre la cama, consistió en papas fritas y whisky. No fui a ningún bar, no fui a restaurantes. El regalo es la experiencia, es saber que disfruto de mí, de estar en silencio, de hablar con extraños, de conocer el enorme poder de conectarme con mis sentimientos, de amarme tanto como amo a otros. 

Mis razones fueron pocas y muy sencillas:
  • Cumplir la promesa que me hice un año atrás.
  • Conocer un lugar nuevo.
  • Reconocerme sola.
  • Recordarme que los viajes son magia.
  • Volver a los viajes mochileros.

atardecer-playa-balandra-baja-california-sur
Autorretrato en Playa Balandra, Baja California.

¿Por qué no viajar sola o solo en tu cumpleaños? ¿Por qué tanto miedo al auto-conocimiento? ¿Por qué no hacer algo nuevo? ¿Por qué esperar? 

Si no hay oportunidad de que viajes en tu próximo cumpleaños, haz algo totalmente nuevo; también puedes visitar un sitio cercano al que no hayas ido. Lo importante es llenarse de historias extraordinarias, de decirle que sí a lo que no conocemos.