9.10.15

¿Por qué nos cuesta tanto el amor?


No se espanten, es sólo una pequeña pregunta y quiero saber la respuesta... ¿Por qué?

No quiero parecer pesimista o que he "tirado la toalla" cuando estoy a un paso de los 30, pero el último año y en especial éstos últimos meses me he dado cuenta de lo difícil que hacemos las relaciones. Después de haber tenido una relación bastante estable, de casi 6 años, hoy me cuesta más todo, el triple de lo que me costaba cuando recién entré a los 20. Es extraño, me emociono fácilmente, pero después de un par de tropezones y golpes directitos a la pared de enfrente, ya no quiero más, estoy aburrida.

No es un hastío de compartir y desear a una pareja para tener una relación sana nuevamente, no. Es aburrimiento de conocer y que me conozcan. Nunca me había pasado, así que lo atribuyo a la edad. Me aburre enormemente tener que explicar mi historia de vida, si, podrán decir que "éso es lo bonito", pero en este momento, a mí me parece de lo más terrible. ¿De verdad tengo que explicarte cuáles son mis traumas? ¿Tengo que contarte las historias escolares? ¿Tengo que ver tu cara de espanto al verme llorar? ¿Debo de hacerte ver cuáles son mis chistes malos? ¿Tengo y debo de explicar cada una de las cosas que digo? ¿Me contarás tu vida con tanta simpleza? ¿Tengo que decirte cada uno de los detalles que me hacen bien o mal, como si yo fuera un producto con su hoja de instrucciones? ¿De verdad comenzar de nuevo es tan odioso? Como dice Rodolfo: "¡La puta madre que los re mil parió! ¿Por qué nos cuesta tanto el amor?" 

¿Estaré al borde del hastío sólo porque soy muy "exigente", así como me lo han dicho tantas veces? Recordé un capítulo de mi infancia aja, de infancia—. Cuando mi mamá estaba embarazada de mi hermano, yo tenía cinco enormes años, así que cuando nació me enojé muchísimo, ¡Por qué mi hermano era un bebé! ¡¿Cómo se le había ocurrido a mi mamá tener un bebé y no una niña de cinco años con la que yo pudiera jugar?! Claro, me daba pereza tener que esperar algunos años. Y esto que me sucede, es muy parecido. Se que no hay otra persona que me conozca perfectamente, se que las relaciones anteriores comenzaron de la misma forma, pacientemente, pero hoy no doy más de mi. 

La inmediatez en la que vivimos, lo rápido que vamos por la vida, tanto producto desechable y tanta publicidad engañosa, me han hecho querer algo muy rápido y sobre todo, perfecto. Es horrible, lo se, pero es muy cierto. Lo peor de todo es que no soy la única que siente esto, y esa persona puede que sea perfectamente imperfecta para mi, pero por el miedo, por la desgana, por el pasado, no nos dejamos conocer y entonces, toda esa química la mandamos por un tubo. Y claro, los dos terminamos solos en una habitación, abrazando a nuestras mascotas mientras vemos el monitor. O no. 

Me he encontrado tratando de abrirme a nuevas relaciones y han sido puros simulacros, porque en el proceso me quieren cambiar, o simplemente yo veo graves y enormes defectos, que a mi juicio, me impiden seguir con la persona. Entonces, termino la relación, por ende, no me conocen y no las conozco. También se que no hay una varita mágica, que no hay nadie "a la medida", se que el amor no es eso, se que se nutre de dos personas libres e independientes, pero carajo, qué difícil es encontrar a alguien que quiera acompañarte en el camino y te acepte por ser la persona que eres. Y sí, qué difícil es aceptar al otro.

Si bien, no hay recetas milagrosas, he vivido sin hastío y en las coincidencias de vida he encontrado personas realmente importantes que me han acompañado. Es sólo que hoy eso no ha sido suficiente y no se cuando termine esta etapa. ¿Alguien sabe? ¿Es algún síndrome? ¿Es el primer síntoma para ser la loca de los gatos? ¿Es el 2015 tan novedoso por fuera y tan amargo por dentro? ¿Es sólo cuestión de tiempo? ¿O es sólo una señal de que yo he cambiado, de que todos inevitablemente cambiamos?