24.9.15

El surrealismo de Sergio Alcalá


¿Quién dijo que no podías vivir de tu más grande pasión? Si, probablemente el camino de muchos de nosotros esté lleno de piedras, o no sea tan fácil como el de otras personas, pero una vez que lo escogemos no podemos parar, ni mirar atrás. El camino de Sergio está hecho de sus pasiones: el arte y la moda. Es de las pocas personas que conozco que ha dejado todo por seguir su instinto, su sueño. ¿Qué importaban las fashion weeks si no podía ser él mismo? 



Sergio está loco, eso es fascinante y se agradece, sobre todo en un mundo en el que nos quieren acomodar en un molde perfectamente establecido. Él construye su propio espacio, su vida, su moda, su realidad. Es auténtico. La revista ELLE lo ha llamado el Jean Paul Gaultier de México y a los 22 años realizó su primer "Fashion Week México". Nada de esto lo ha hecho dudar de su personalidad y al contrario, ha fortalecido su particular forma de vida. Hizo a un lado las grandes pasarelas y quiere mostrar al mundo que la moda no está peleada con el arte, ni es inalcanzable.


Él vive en un hotel en el centro histórico de la ciudad de México, así lo quiso desde hace años, era su sueño y como tantos en su vida, lo cumplió. Es una vida sin rutina ni horarios, pero sí con mucha dedicación y esfuerzo. El surrealismo está siempre presente, todo a su alrededor lo es, el mínimo detalle. No es una persona que se preocupe por lo que dirán de él, es excéntrico, pero confiado y sencillo. Su moda "mexican-kitsch", sus instalaciones conceptuales, la "realcalanilización" de sus prendas, sus pasarelas clandestinas, el amor que tiene por lo vintage, los libros y su peculiar forma de mirar el mundo, hace que Sergio sea inspiración para muchas personas, independientemente de su gusto por la moda.

El surrealismo de Sergio Alcalá, más allá de la moda, es él mismo.









No hay comentarios.: