4.10.10

Mi arquitecto favorito

El viernes 1º de octubre fue el día del arquitecto. Conozco a algunos, de distintas edades; pero, ninguno como él. Creo que nunca he contado la forma en que lo conocí y lo especial que ha sido. Ésta vez lo haré.

En 1998 entré a primer año de secundaria, yo era una niña asustada, ñoñísima, con lentes de armazón enormes y un uniforme de cuadros color verde y gris. Sigo siendo tímida y ñoña, pero los niveles de aquéllos años eran muy elevados. Me tocó el grupo 1º "C", mis amigas estaban en el 1º "E", 1º "A" y 1º "D". Poco a poco fui conociendo muchas personas, tuve esos primeros enamoramientos-corta-venas que terminaban frustrados. A muchos otros los conocía sólo de vista, sabía que iban en la escuela o en los grupos pero no les hablaba, o eran amigos de amigos o los encontraba de camino a casa. 

En la secundaria encontré a grandes amigos, de los mejores que ahora tengo. Durante la preparatoria lamentablemente no fue muy disfrutable y tengo pocos recuerdos de mis compañeros. Pasaron tantos años, hasta que a mitad del año 2008, después de regresar de Puerto Vallarta, me inscribí en un taller de fotografía, todo lo enfoqué a ésta parte de mi vida. En septiembre del mismo año termino mi relación con Carlos y me tiré al drama. Antes de terminar, Carlos y yo habíamos cerrado todas las páginas sociales en donde nos encontrábamos; pero cuando terminamos, yo decidí re-abrirlas. Una de ellas fue myspace, que era un espacio que dedicaba para contactos de fotografía, música, diseño y arte.

En el taller de fotografía encontré a un compañero de la secundaria. Lo reconocí porque en esos años al ir o regresar de la escuela a casa, lo encontraba en el camino y él era muy peculiar; despeinado y con los pantalones cortos, idéntico al niño de la película "sexto sentido". Cuando le dije que lo conocía se espantó, dice que lo mencioné de una forma muy brusca y él no me recordaba.

Meses después de conocer a éste compañero, de haber terminado con Carlos, y de sentir que todos los hombres eran una bola de mentirosos me llegó una invitación en myspace. Era fin de año, no suelo abrir los perfiles de las personas que me agregan, a menos que los conozca; pero ésta invitación tenía una foto peculiar que me hizo entrar y averiguar quien era. Lo supe al verlo detenidamente en una foto, era compañero de Mariana, mi amiga de la infancia y que iba en el grupo "E" en la secundaria. Lo agregué y le comenté que lo conocía, recordaba más su nombre que a él mismo. Se espantó también. Seguimos enviándonos mensajes en el myspace, intercambiamos e-mails y después de pensar en agregarlo o no al msn, lo hice y platicamos cada noche.

Una tarde, después de ir al taller de foto y pasar a comer unas quesadillas con mis amigos. El niño de la película, le digo Huitzi, me hablaba de sus amigos, en especial de uno, caminábamos y me señaló una calle diciendo -ah, pues vive ahi, es muy bueno en lo que hace-, me presumía de sus maquetas, e amigo estudiante de arquitectura. Ese día no le dije nada, pero sabía que era la misma persona, su amigo y mi amigo de myspace. Le pregunté a Nef si era amigo de Huitzi. Tenía razón. Eran amigos desde secundaria, los dos conocían a mi amiga Mariana. La diferencia es que era como si no lo conociera, porque no recuerdo a Nef en la escuela y habían pasado muchos años: nada más 10. 

En enero, mi hermano organizó una fiesta en mi casa, invité a mis amigos de siempre y a ellos dos. Sería la primera vez que vería a Nef. Los 3 años de secundaria no contaban porque no sabíamos de nuestra existencia. Sólo que había un problema, Huitzi tenía otras intenciones conmigo y Nef habla muy poco. Yo tenía planes argentinos nuevamente y así las cosas se estaban confundiendo demasiado. 

Cada noche platicábamos en msn, Nef realmente me gustaba. A mis amigas les dije "él será mi novio", lo dije de forma muy segura. Me encantaba y sabía que yo a él. Salimos algunas veces. Los planes argentinos se vinieron abajo una vez más, regañé a Huitzi,  mi ex-novio Carlos no me hablaba, odiaba a los hombres aún cuando él me hacía sentir especial.

En marzo del 2009, en la noche de primavera, [que era un festival que se realizaba en la ciudad, había conciertos, exposiciones, etc.] Nef nunca había ido, yo tampoco. Decidimos ir y quedarnos hasta el amanecer. Y eso fue lo que hicimos; aunque, en realidad yo fui a abrir mi corazón otra vez y tirarme sin paracaídas. Un mes después nos hicimos novios. Han pasado 538 días desde entonces, aún cuando la historia comenzó muchos años atrás sin habernos conocido.




 



Nota: Sigo pensando ¿cómo lo reconocí? si no me acuerdo de él en la secundaria. Siempre le pregunto: ¿cómo siendo tan grandote no te vi?. Enigmas. 


5 comentarios:

Anónimo dijo...

Que interesante historia, tengo que confesarte que no soy muy dado a poner atencion a este tipo de relatos, pero el tuyo me gusto, será porque se siente sin tanto apelmazamiento romántico, se siente real y honesto como las fotografías que muestran juntos. Se ven reales con una composición de sus fotos, supongo su relación de complemento mutuo.

Felicidades, yo creo que en la vida entre mas errores y perdones cometamos será mas "humana romántica", que aquella en la que no sucede, nada...

vecinolagunero

bruxis dijo...

Wow!!! Amo como escribes eres tan tan no se como describirlo pero dejas esa sensación de satisfacción cuando terminó de leerte.

Bruxis

Anónimo dijo...

awww que lindo y soy tan corazon de pollo que hasta llore al estar leyendo esto

Massiiela dijo...

me encantó :)
que linda historia!

pepewisho dijo...

awwwwwwwwww!!!; que hermosa historia!!!!! :D
ñ_ñ saludos nena!