14.1.16

Cobá

A poco más de una hora de Playa del Carmen, se encuentra Cobá: "Lugar de agua turbia o picada", es el significado más cercano, dado sus vocablos mayas “Cob” (o “Kob”) turbia o picada y “Ha” agua.



Visité este lugar sin planearlo y contratando el primer tour que estaba disponible desde Playa del Carmen (preferible no hacerlo y organizar muy bien el viaje). De los errores se aprende, créanme. La zona arqueológica da para quedarse varias horas, para recorrerla en bicicleta y caminando, pero sobre todo para subir la pirámide y contemplar toda esa belleza alrededor nuestro. Estuve en temporada alta y al llegar todo estaba bastante lleno, parece que era la hora favorita para los grupos de turistas, alrededor de las 3pm. Por eso insisto tanto en que vayan por su cuenta y se tomen el tiempo necesario. Al menos, en mi próxima visita es lo que haré. 

Paréntesis, No todo fue malo al contratar un tour, ya que nos asignaron a un guia de turistas muy peculiar y que explicaba cada cosa de una forma precisa y amable. En el grupo había un niño muy hablador, es quien se interesaba más por los detalles y por saber más de cada anécdota. De hecho, se veía más informado que sus propios padres. 

Al recorrer tan poco por el lugar, la mayor parte del tiempo se ocupó en la pirámide Nohoch Mul, que es la más alta de la península de Yucatán. Tiene 120 escalones y 42 metros de altura. Bastante "empinada", pero no difícil de subir. Puedo presumir que subí muy rápido y sin titubear. Al llegar a la cima y girar para ver lo que estaba detrás mio no tuve palabras. Es increíble. De pronto, ahi estaba la selva a mis pies. Hice un par de videos bastante malos, y tomé pocas fotos. La verdad es que en este viaje no usé mucho la cámara, a veces prefiero observar y contemplar, pero espero que con estas imágenes se den una idea de lo majestuoso que es Cobá. 

Estuve sentada y en silencio un par de minutos, trataba de mantener mi mente en blanco, de disfrutar y agradecer por conocer rincones nuevos de mi propio país. Fue poco, porque habían muchos turistas y parecía que lo difícil no era subir, sino bajar. 

En esta pequeña excursión, en este preciso momento y a pesar de los mil distractores que habían, pude entender que justamente es extraño que alguien conozca y comprenda mi definición de compartir. He escrito varias veces que hablo demasiado y al mismo tiempo me quedo callada un largo rato. Acá, mi compañero de viaje no estuvo de acuerdo con mi rústica forma de compartir momentos en silencio, en plena libertad y sólo con miradas. Tal vez muchas personas griten de felicidad, brinquen y quieran tomarse un montón de selfies. Yo no. Yo sólo me quedé sin expresión, hasta creo que abrí la boca y me costó cerrarla. Después pude sonreir y caminar por ahi arriba, sentarme nuevamente en un último escalón bastante alto y voltear a ver a mi singular compañero. ¿Seré inexpresiva y aun no me doy cuenta o será la introversión? No lo sé. Pero espero realmente que alguien más en el mundo pueda disfrutar de compartir momentos conmigo en silencio, porque es precioso. 


Bajé en diagonal y sin ayuda de la cuerda que hay en medio, en donde todos van sentados y agarrándola, porque de verdad es peligroso, tiene bordes no uniformes y un mal paso puede terminar en algo fatal. Ahi mismo vi como un chico se tropezó y todos muy espantados gritaron, por fortuna se detuvo y sólo nos miró con una tremenda cara de espanto. Unas chicas me decían que tomara la cuerda, pero me sentí segura sin ella, por alguna extraña razón a mi equilibrio le iba bien el vértigo. Una vez abajo, sudando de forma horrible y con mi cara colorada, tuvimos que irnos. Tenía ganas de subir a una bici, pero también quería caminar, así que pensé que la bici sería la próxima vez con más tiempo. 

Cobá fue una grata sorpresa que espero repetir muy pronto. Quiero tomar muchas fotos, ahora sí.

¿Cómo llegar a Cobá desde Playa del Carmen?
Tomar un autobús/van que vaya a Valladolid y preguntar por la desviación a esta zona arqueológica. Desde ahí son 10 minutos caminando. O bien, desde la central de autobuses ado. Es bastante sencillo. Si van en auto, por la carretera federal 307 hacia el sur, hasta llegar a Tulúm y tomar la desviación a Nuevo Xcan, un par de kilómetros y encontrarán Cobá. La zona arqueológica tiene un gran estacionamiento.

¿Cuánto cuesta y cuál es su horario?
Costo de $65 mxn 
Horario de 8:00 a 17:00

Por último, lleven protector solar, repelente para mosquitos, ropa fresca y cómoda, y mucho tiempo para perderse entre todos los caminos. 












No hay comentarios.: