17.7.14

El resfriado

¡Estoy resfriada! Por fortuna al escribir ésto ya no estornudo cada dos minutos, sino cada diez jaja, pero eso si, tengo una montaña de papel a lado mio como signo inequívoco de que estoy desfalleciendo con un simple resfriado :P Está bien, está bien. Soy una exagerada y me gusta el drama. Lo que es cierto, es que es terrible que te ataque una simple gripa/gripe/resfriado y por la incomodidad no puedas ni hablar bien, ni reír sin estornudar. Y que por la fiebre quieras cubrirte con cobijas y a los dos segundos quieras quitarte todo.  



Tal vez el único beneficio de todo esto sea el que puedan consentirte más, pero en mi caso eso no pasa, porque soy una consentida todo el tiempo. No. Mentira. En realidad en mi caso no aplica, porque nadie me consiente como yo quiero, con lo que quiero y a la hora que quiero. No se porque no me obedecen jaja :P 

Y coloco estas fotos como testimonio porque precisamente llevo puesta esa sudadera feroz, sólo que en lugar de ese short, llevo un pants calientito que uso como pijama y que como plus es rosado, con perritos y conejos y ratones felices. Así que imaginen la escena de glamour con tremenda combinación y pantuflas rojas. Mi cabello sin colores vibrantes, más corto y suelto. Aja, ésta es la forma más cómoda de escribir un post. Me descubrieron, así los escribo siempre, esté enferma o no. Nah, los engañé, a veces no uso esa sudadera, pero mi pijama siempre jajaja. (Escribir "jajaja" en pleno 2014 es extraño, pero no puedo evitarlo, lo siento).

¿Notan mi sarcasmo/ironía/bromitas/intenseada? Suelo ser así, pero con ésta enfermedad sale más a flote esa parte de mi personalidad y me divierto un montón, porque me rio de mi misma de mi, aja. Las personas que me conocen seguramente hasta leen ésto con el tono de mi voz y ademanes, pero muchos de ustedes no me conocen aun y quiero que sepan que no soy mala persona, soy malísima y no veo y me enfermo un montón, pero créanme, soy muy divertida y con todos los gestos que hago los haré reír mucho, mucho, aunque eso cueste que a mis veintipoquitos ya tenga ventimuchitas arrugas con todo y ojo rasgado.

Los resfriados, con sus terribles estornudos, mocos, tos, fiebre, y con todo el recetario de la abuelita: son inspiradores. Tanto que no puedes respirar bien de todas las ideas que llegan :P Los volví a engañar, lo siento. La gripa es horrible y punto. Todos me dicen que no me bañe, que no salga, que me drogue un poco con un montón de pastillas y que duerma temprano. No, eso no se puede hacer conmigo. Yo me baño, tomo tés, miles de tés y salgo a algún lugar. Eso sí, ésta vez me drogué un poco con una pastilla que contiene cafeína. Y es el pretexto perfecto para echarle la culpa a esa pastilla de éste largo monólogo sobre la gripa ;) Les dije, soy muy inteligente. 

Así que para terminar ésto, si no muero mientras duermo, mañana estaré de pata de perro en la ciudad, con o sin gripa, ella no podrá conmigo, pero no sean malos y también ayúdenme con sus recetas de abuelita porque no quiero tener mi nariz reseca ni hablar así → di habar adi :(  


Los quiere,
Jadis, la niña rara de la gripa. 

P.D ¡Excelente fin de semana! 







1 comentario:

saul gonzalez dijo...

Los té y pastillas de propóleo siempre serán buenos, saludos