5.5.14

Blackberries on the floor

No importa tu estatura, créeme, se puede vivir sin tacones y ser feliz. He mencionado incontables veces que me encantan los tacones, porque obviamente me hacen ver más alta y también por la postura que toma el cuerpo nos vemos más estilizadas, pero definitivamente no puedo usarlos todo el tiempo y aunque también he aplicado la famosa "voy en tacones, pero llevo los flats en la bolsa" ésto no siempre es práctico. Así que después de mucho tiempo lo puedo aceptar: no nací con zancos. Tengo que arreglármelas para que mis zapatos bajos luzcan de igual forma que unos bellos tacones. Iré mostrando mis experimentos, para que ya no exista más en mi el prejuicio de que una chica petite necesita vivir con tacones altísimos para verse bien. No más, he dicho. Ok, ok, no me pondré dramática jaja. No satanizo los tacones, pero hay que usarlos cuando se pueda ;) 

Ahora bien, pasando a las fotografías de hoy. Estuve buscando por diez minutos un lugar adecuado y de pronto ¡Boom! Moras y más moras en el piso. Parecía una casa abandonada y pensé que estaba muy sucia la calle, pero oh sorpresa, eran estas frutillas deliciosas que estaba pisando :( Hubiera preferido comerlas, pero sirvieron para unos cuantos clicks rápidos ;)

¡Buen inicio de semana!









No hay comentarios.: