24.4.14

Reconciliaciones

Cada vez me gustan más las faldas, aunque las use muy poco o al menos no tan seguido como me gustaría. Me reconcilio poco a poco con esa niña Jadis que odiaba llevar su uniforme a la escuela y veía con amor los pantalones del uniforme de los niños. En invierno, por ejemplo, estaba en tendencia el estampado tartán (cuadro escocés) y juro que me contuve varias veces para no comprar la falda que prácticamente odié durante mis años escolares. Es el estampado más famoso y no, no caí en la moda. En lo que caigo una y otra vez es en los lunares. Me encantan y quiero usarlos todo el tiempo. Aquí un ejemplo más de eso, combinando ésta vez la falda tan fresquita y los mini tacones azules que me hacen muy feliz.