19.9.11

Puerto Vallarta, Jalisco.


Uno de esos viajes que duran semanas y semanas. Toda una aventura, desde subir al avión, hasta tocar la arena con la punta de los pies; desde abrir los ojos por la mañana con los sentimientos a flor de piel, hasta perderse entre las calles de una ciudad desconocida; desde no saber que hacer al salir del aeropuerto hasta mirar los atardeceres y llorar; desde ver sólo nubes estando en tierra firme, hasta que te ofrezcan un caballo y te regalen un consejo cuando el sol se oculta en las olas. Uno de esos viajes que son mágicos aun en el recuerdo, porque te llenan el alma, porque aprendemos que todo se puede terminar en poco tiempo. Un viaje de dos magos que se aprendieron, que se volvieron amigos.


Fotografías del año 2008.
   






Las siguientes fotografías fueron tomadas en alguna parte de la Riviera Nayarit.