17.5.11

Concierto de U2 en el Estadio Azteca

En el 2006 fui a mi primer concierto de U2; estuve desanimada porque no había alcanzado boleto a pesar de haber madrugado para comprarlos, pero un día antes del concierto, un 14 de febrero los conseguí. Fui con una amiga a la que no le gustaban, pero que era y sigue siendo experta en conciertos masivos. El día llegó y desde muy temprano estuvimos formadas en el estacionamiento del estadio azteca, por la tarde nos abrieron las puertas y entramos corriendo. Quedamos muy cerca del escenario, pero no fue hasta que comenzó cuando pudimos estar justo frente a Bono, tres filas atrás. Brinqué y grité y canté gritando y washawashee sin vergüenza alguna. Grabé algunos videos con mi celular y nada mas. Tristemente el celular me lo robaron meses después.

Pasaron cinco años para que la adrenalina de un concierto me emocionara tanto. Nuevamente no tuve los boletos, aunque ésta vez ni siquiera había hecho el intento de comprarlos. Después del primer concierto el día miércoles y la euforia colectiva: los busqué -nunca falta quien los venda- y los encontré, aunque en la parte mas alta del estadio azteca; me reconfortaba saber que ya me había tocado frente a ellos una vez.

Llegó el día domingo y saliendo tarde de mi casa, llegamos a las puertas del azteca. Llevaba mi cámara en una mochila, sabía que corría el riesgo de que me regresaran con todo y mochila, pero me aventuré. Tuve miedo cuando la señora policía me dijo que abriera mi mochila, pero cuando le pregunté si sacaba todo lo que llevaba dentro y me dijo que no, sentí un alivio muy grande. Buscamos un lugar decente y nos sentamos a esperar. Fue divertido hacer olas mientras veíamos a todas esas personas ansiosas en la cancha del azteca. No paraba de recordar todo lo que había vivido cinco años antes, cuando yo era quien veía a todas esas personas sentadas y en lo alto del azteca.

A las 8:00 pm comenzó Snow Patrol y todos ya estábamos emocionados. Nunca vi la hora en que U2 salió, pero fue después de las 9:30 pm y comencé a grabar, después tomaba fotos y me sentía rara estando ahí arriba, sin poder brincar en cada canción y con algunas personas sentadas, eso si washawashee mucho, muchísimo, me movía poquito, aplaudía, gritaba y a veces levantaba las manitas, besaba a Nef y veía las luces, la garra, los flashesss de las cámaras, el cielo. Tomé poquititas fotos, pensé que se verían muy mal, pero salieron mejor de lo que pensaba. Subo algunas, en un tamaño menor, porque tal vez no sean las mejores, pero nunca falta el abusivo roba fotos. 

Con esto aprendí tres cosas: Uno. no vuelvo a ir a un concierto en el que no pueda brincar y sentir a los demás brincando a mi alrededor, a menos que sea Drexler, Delgadillo o un ñoño asi. Dos. ahora se que me gusta sufrir para ir a los conciertos, parezco masoquista y consigo los boletos en el último momento. Tres. ¿Qué importa que me esté muriendo? es ¡U2! y crecí con sus canciones.

Por cierto, no actualizaba porque Nef tiene todas mis fotos y un post sin mis fotos, no es post :( Semanas así y no hemos podido encontrar la forma para que tenga en esta compu todos esos gigas ♥
























Nota: Si quieres publicar una de estas fotografías, favor de enviarme mail.