4.4.11

El 3 de abril del 2011.

Tengo una nueva cuenta de twitter. [Ya la actualicé en la barra de aqui arriba ^] El domingo a medio día cancelé la otra cuenta, fue un impulso porque estaba muy molesta conmigo misma. 


Después de tremendo arrebato emocional, estuve con mi mamá en el tianguis, muy cerca de mi casa [es un mercado sobre ruedas]. Ahí comenzó todo. Sentí un dolor en la pancita terrible: eran cólicos. La verdad no les hice tanto caso, porque suelen ser muy fuertes y a veces prefiero caminar u olvidarlos haciendo otras actividades, pero ésta vez fue distinto porque comencé a sentir mucho calor y le dije a mi mamá que me iba a la casa, ella se espantó en cuanto me vio porque dice que estaba muy pálida y decidió acompañarme. Dimos unos cuantos pasos cuando de pronto todo se nubló y pude ver entre sombras un banco o una cubeta, no supe que era, pero le dije a mi mamá que me quería sentar, ella ya me iba sosteniendo del brazo. En cuanto sentí que estaba sentada ya no veía, ni sentía, sólo escuchaba las voces. 

Comencé a escuchar a un tío, quien me cargó, pude sentirlo, pero no podía hablar, yo sabía que era un desmayo, así como tantas otras veces me había pasado. Quería decirles que los escuchaba, me desesperaba. De pronto volví a no sentir nada, sólo escuchaba a mi mamá que me gritaba que despertara, después dejé de escuchar completamente y sólo había un zumbido junto con muchas imágenes, como si estuvieran en cámara rápida, no distinguía lo que eran, parecía un sueño. Después volví a escuchar y pude abrir los ojos, veía mucha luz y logré ver a mi mamá, ella hablaba junto con otras personas, decían que me sostenían de un lado, llamaban a una ambulancia, y de pronto nuevamente dejé de sentir y escuchar, sólo que ésta vez no hubo imágenes, sólo había destellos blancos. Pude abrir los ojos, y escuchar y sentir hasta que me acomodaban en la parte trasera de un auto, no podía moverme mucho, sólo lentamente y le pude decir a mi mamá que me quería ir a casa, que estaba cansada.

Estaba en el auto de mi tío, él y mi mamá hablaban de llevarme a un doctor, se escuchaban agitados y nerviosos, yo a veces cerraba los ojos y otras intentaba moverme más, escuché que mi mamá se bajó del auto un par de veces, pero por ser domingo, los doctores cercanos estaban cerrados, después me llevaron a una cruz roja muy cerca de mi casa, pero no había nadie para atender. Yo pude hablar más fuerte y les insistía en que quería ir a casa, otro de mis tíos vive cerca de aqui y recordaron que su vecino es doctor, así que condujo hasta la casa de mi tío y pude bajarme caminando, con ayuda de uno de ellos, de forma lenta, medio atontada, pero lo logré. Después llegó el doctor, reviso un poco y se fue. Ya estaba en un sillón con las piernas sobre unos cojines, podía moverme más. Más tarde me trajeron aquí, a mi casa. Ya podía caminar, pero me acostaron en mi cama, ahí estuve todo el día, con dolor de cabeza, queriendo llorar, de pronto me reía. Estaba asustada.

He sufrido desmayos, pero ninguno como éste, ya que ésta vez el desmayo fue acompañado de ataques o convulsiones. Dice mi mamá que mientras ella esperaba a mi tío con el auto, puse los ojos en blanco, comencé a temblar y después me estiraba, me mordí el labio superior y ahora tengo una marca, porque me salió sangre. Unos chicos al ver a mi mamá sola, desesperada y conmigo en una escalera, se bajaron de su camioneta y nos ayudaron, me colocaron en el piso y después me subieron al auto de mi tío, uno de ellos fue quien llamaba a una ambulancia, también una señora se acercó para ver en que podía ayudar. Preguntaban si había sufrido ya ataques y si era epiléptica, obviamente no y es por eso que sigo asustada. Hace 6 años sufrí un desmayo en una sala de urgencias, ya que estaban tardando en atenderme y no aguanté, mi mamá estaba conmigo y dice que comencé a estirarme, como si fuera un ataque, pero llegó un doctor muy rápido y me llevaron a una camilla, a partir de ese momento yo desperté. Aquella vez fue muy distinta a ésta, ya que ha pasado un día y me sigo sintiendo desorientada, extremadamente cansada y con un dolor de cabeza en la parte izquierda, de hecho comencé con el ataque de ése lado, me tembló la pierna y el brazo izquierdo, para después todo el cuerpo, la cabeza la levantaba y hacía ruidos como si quisiera vomitar. Yo no recuerdo nada de ésto, sólo lo que escribí anteriormente, deduzco que éso pasó mientras yo dejaba de escuchar y veía las imágenes y los destellos, el labio lo vi hasta muy tarde, cuando ya podía caminar sola.

El doctor prácticamente pensó que era anoréxica, no me creyó cuando le dije que no. Mi presión es baja por ser tan delgada y dijo que por eso no aguantaba dolores fuertes, los ataques son porque no llega suficiente sangre al cerebro. Al menos eso fue lo que dijo. Yo sigo teniendo miedo, porque esos ataques dejan consecuencias terribles. 

Parece que todo se juntó, el dolor, los nervios [éstos tienen que ver con mi papá], y el enojo. Ahora mismo me duele la quijada y me molesta al querer hablar bien, el dolor de cabeza y lo temerosa que estoy siendo al caminar. Espanté a toda mi familia, mi mamá pensó que me estaba muriendo, mi abuelita hoy sigue llorando y me han estado llamando para saber si ya sigo mejor. ¿Ya dije que me da miedo? 

Creo que estaré bien, es sólo que no imaginé que ésto me sucedería. Es como una película.