11.8.10

panic no love

Entré a clases. 
Hablé frente a todo el grupo. 
Tengo un nuevo trauma.


Es horrible, siempre lo ha sido para mi. Me tiembla la voz como si fuera a llorar, pero obviamente no quiero llorar, comienzo a decir algo y termino con otra cosa, veo hacia el infinito y aun no se que tipo de gestos hago mientras todos me ven con cara de asustados. Contar una anécdota nunca había sido tan difícil, y miren que tengo varias que no saben! Suelo hablar y no parar, mis gestos o son muy chistosos o siempre se ríen de mi cuando hablo o imito a alguien, pero ésta vez no. Casi sin avisar me dijeron que contara una anécdota en tres minutos frente al grupo. 

Y allá voy yo rogando para que suceda algo mientras llego al frente, y ahí paradita mirando a todos sin saber como comenzar, lo hice, y fue ridículamente terrible. Tal vez fueron segundos de mi intervención, pero aparte había sido la segunda personita en pasar ja. Después llegaron los demás con sus anécdotas dignas de un libro de cuentos, se movían de un lado a otro, gritaban, se reían, y así, como si todos fuéramos sus amigos de toda la vida. 

Y seguro a todos les quedará la impresión de que soy tan ñoña y tan poco amigable jajaja. Y también se les olvidará lo que conté, y cómo lo conté. El problema es que a mi no se me ha olvidado y hasta soñé con eso! De pronto me encuentro imaginando todo lo que pude haber dicho, osh, bonita forma de recordar tantas historias divertidas cuando ya no se les necesitan. En fin, lo mejor de todo ésto es que ahora tengo una nueva anécdota que contar y podré reírme de mi una vez mas :D 





Panic no ♥