22.12.05

20 de Diciembre

Escrito el 22 de diciembre del 2005. 




Treintaytantos... Fue tu cumpleaños y hasta hoy pude abrazarte y decirte feliz cumpleaños. Un año ya, pasó rapidísimo ¿verdad? Deja te cuento que pasamos muchas cosas nosotros 3, Memo tuvo que adaptarse a no verte, a veces en esos partidos de fútbol me sentaba yo con él a verlos, para que no se “sintiera solo”, no servia de mucho, pero bueeeno. Mañanas enteras dejé de ir a la escuela para estar al pie de la cama esperando a que mi mamá despertara, tardes enteras vigilándola, y noches de mucho insomnio pensando cuando acabaría todo esto. Lagrimas, en eso se fue este año.

Pero sabes? No fueron puras cosas malas, porque aprendí a valorar a mi pequeña familia, y créeme para estas alturas el perdón ya no tiene significado para mi, porque hay cosas que no se dicen, hay cosas que solo se demuestran sin palabras y con acciones.

He pensado mucho en ti, jeje curioso, acaban de pasar un promocional en la TV de la película “Hombre de Familia”. ¿Te acuerdas que la vimos juntos?, todos se quedaron dormidos excepto nosotros dos, jamás la he vuelto a ver. El viernes pasado habían unas cosas extrañas en el cielo, y de inmediato pensé en ti, en las noches cuando llegabas de trabajar y yo sacaba mi “sillita” al patio, una cobija y un telescopio, y nos quedábamos mirando el cielo, tu me decías el nombre de las constelaciones, me decías de las estrellas, yo no te entendía nada, pero me gustaba estar ahí  jé. Me gustaba también esperar cada fin de semana para salir contigo, los cuatro. ¿A donde íbamos?  es lo que menos importaba, salíamos y ya.

Eres un mentiroso, me han dolido muchas cosas, que hiciste y sigues haciendo, tal vez eso duele más, el no poder olvidar, el no sacar de mi cabeza esos feos recuerdos, y que cada vez que intento despejarme un poco regresan con más fuerza. Me han dicho que se debe de disfrutar en vida, que debo de apapacharte ahora que estas “conmigo”, pero a veces no se puede, a veces no me dejas, y a veces no quiero dejarme.

Me choco, justo hace un año te abracé y te dije “Te quiero”, cosa que no recuerdo haberlo hecho jamás. En este año, después de la “Noche Buena”, que a fin de cuentas no fue buena, te fuiste y … y lo demás ha sido historia. Mejor todo afuera que dentro, así que hoy te escribo una carta, carta que no expresa lo que siento por ti, o al menos lo que yo quisiera, tampoco es la mejor, y peor aun, no creo que la leas.

Un frasco más he sacado, no se cuantos más falten, pero esta botellita la he echado al mar, una menos ñ_ñ.


Update 28 de Julio del 2008.
Ésta carta la eché al "mar" y nunca pensé que llegaría y la leyó. Mi mamá encontró mi blog buscando la fecha de nacimiento de mi papá en google, me dijo que lloró mucho y que la imprimió para dársela a mi papá; pero cuando él la leyó dijo que era una mentira que inventaba mi mamá para hacerlo sentir mal, dijo que yo no era capaz de escribir eso. Ésta vez pienso imprimirla yo y dársela personalmente después de tantos años. La vida es tan curiosa.



No hay comentarios.: